Palabras del Rabino Abraham Benhamú

 

La Parashá de esta semana, trata sobre el octavo día e la inauguración del Tabernáculo, de acuerdo a como termina la Parashá anterior Aharón y sus hijos estuvieron en la puerta del Ohel Moed durante los siete días que tardó Moshé Rabénu en enseñarles como se debía hacer el servicio y las obligaciones explícitas de los Cohanim. En otras palabras, Moshé ofició como Cohén, él realizó el servicio de ofrendas en el Mishcán, mientras que Aharón y sus hijos permanecían en la puerta del Ohel Moed, observando y aprendiendo durante estos siete días como Moshé levantaba el, ofrecía las ofrendas y al final lo desmantelaba. Se inició esta inauguración el día 23 del mes de Adar, de manera que el octavo día fue Rosh Jodesh Nisán, (primero del mes de Nisán) en este día Aharón y sus hijos fueron investidos como Cohaním y a partir de ese momento solo ellos podían acercarse al Mishcán para desarrollar el serbio de los sacrificios según se requería y de acuerdo a lo que marca la Torá.

[ver más]