Palabras del Rabino Abraham Benhamú

 

La cuenta del Omer

Desde la segunda noche de Pesaj empezamos a contar el Omer, son 49 días y terminan con la entrega de la Torá en el monte de Sinaí.

Siendo esta cuenta del Omer un precepto que sirvieron para purificar nuestra condición espiritual, como nuestras virtudes y atributos, de manera que fuera posible alcanzar en Shabuot la fuerza y aptitudes para recibir la Torá.

Analizando esta secuencia, hallamos que estos días originalmente eran semiferiados por el trayecto hacia la condonación de la Torá, además que esa inspiración y purificación que hacemos año tras año sirve de recuerdo del Gran acontecimiento del Éxodo de Egipto, el cual nos enseña que no fue algo del pasado, sino, que también debemos renovar nuestros sentimientos y purificar nuestros corazones.

La fuerza espiritual que recibimos en Sinaí, nos ha liberado de las impurezas de Egipto y su nefasta esclavitud, no debemos olvidar todas las influencias y maneras de vivir que adoptamos allí; y que de alguna manera seguimos en ese camino de asimilación con una actuación adversa a los propios intereses del judaísmo y por ende de nuestra continuidad y seguridad.

Lamentablemente, estos días se oscurecieron con la muerte de los alumnos de Rabí Akibá, convirtiéndose en días de duelo.

De acuerdo a lo que nos enseña el Talmud, una epidemia azotó a estos alumnos. Nuestros sabios de Bendita Memoria, atribuyen esta desgracia a la falta de respeto y de trato entre ellos. De aquí, que tenemos tratar al máxime de adoptar una conducta sincera y honesta, para que los tiempos mesiánicos se adelanten y ocurran en nuestros días.

D-os en Su infinita benevolencia nos ha concedido la suerte de ver lo que no tuvieron nuestros ancestros, una Eretz Israel independiente gobernada por judíos, además el rescate de la Ciudad Santa, Yerushaláyim. Estas son señales que El Supremo Hacedor nos está dando, para que nosotros implementemos el cumplimiento de Su Sagrada Torá y así conseguir todos nuestros anhelos como pueblo.

Más "Palabras del Rabino Benhamú":