Palabras del Rabino Abraham Benhamú

 

La “ Bejirá” : La elección

Con la ayuda de D-os festejaremos esta semana el Éxodo de nuestros antepasados de Egipto, con ello una vez más proclamamos ante D-os y el mundo nuestro apego y nuestra fe en D-os y Su Torá.

Se debe destacar que en todos los rezos hacemos hincapié en la expresión de “ Zemán Jerutenu ”, “tiempo de nuestra libertad” siendo la esencia de esa libertad la “ Bejirá ”, “elegir entre el bien y el mal”.

D-os creo al hombre con la facultad de elegir, sin ninguna interferencia exterior, por eso, la educación juega un rol trascendental en este quehacer, los valores que impartimos será la cosecha que obtendremos el día de mañana.

Una persona que fue educada en un ambiente óptimo de buenas acciones, el día de mañana actuará y realizará de manera natural toda aquella forma de vida donde creció. Significa que su Bejirá está en la cúspide de su accionar y probablemente no va a cometer pecado. Lo opuesto de este círculo no dudará en hacer cualquier cosa incorrecta, aunque sepa en el fondo de su corazón que lo que está haciendo no es lo apropiado.

De manera que el punto fundamental de la Bejirá es la conjunción de varios factores como son el ambiente, la educación, el ejemplo y la determinación, de manera que ese ambiente lo lleve a distinguir con razonamiento y devoción, así su actitud será la más correcta.

Cuando D-os nos habló de la elección entre lo bueno y lo malo, nos dice: “Ubajartá baJayim” “y elegiste la vida”. Esa vida es lo bueno, lo verdadero, puesto que nadie quiere para sí nada malo.

Escogiendo la vida estamos eligiendo la verdad, la autenticidad en nuestros actos. Esta actitud es la exactitud en el quehacer.

Este pasaje de la Torá que habla de elegir “la vida” empieza hablando en singular y termina en plural, vale decir, somos un pueblo que debemos cuidar el uno del otro y vivir en comunión, de manera que la unión hace la fuerza y ésta a la vez nos mantiene, pero, ¿Dónde está esa fuerza? En el cumplimiento de las Mitzvot, puesto que esta fue la finalidad del Éxodo de Egipto, el poder elegir el camino del bien y de la verdad y así lo mencionamos al cumplir muchas Mitzvot, decimos: “Zejer litziat Mitzrayim”, “en recuerdo a la salida de Egipto”, lo que quiere decir “no actúes como ellos, sino de acuerdo a Mis enseñanzas y a Mi Ley”.

Les deseo toda clase de felicidades para la fiesta y un Pesaj Kasher ve Sameaj.

Más "Palabras del Rabino Benhamú":